Mientras que otras abuelas se van al bingo, a mi abuela no hay quien la gane al basket arcade del salón recreativo.