El combate entre Zolani Tete y Siboninso Gonya ha entrado directamente a formar parte de la historia del boxeo. Sólo 11 segundos bastaron a Zolani para noquear a su rival.